enero 29, 2015

Don Rami

Cartagena de Indias, Día del Padre, 2009

Ramiro Antonio Ensuncho Álvarez, nació en Sampués, el 12 de agosto de 1941. Hijo de Tulio Juan Ensuncho Ensuncho y Cándida Álvarez Zappa.

El 12 de octubre de 1962 llegó a San Marcos del Carate a desempeñarse como Director de la Oficina de Correos y Telégrafos (antecesora de Telecom). El 24 de julio de 1966 se casó con Nohorys Sofía Bárcena Isaza. Esa amorosa unión produjo cinco frutos: Leonardo Martín (1968), Ramiro Antonio (1970), Erika del Carmen (1973), Juan Carlos (1975) y Nohorys María (1977). Comenzó siendo Telegrafista y acabó siendo Gerente de Oficina. Entre sus logros profesionales se destacan la construcción del Edificio de Telecom, frente al Parque de la Santísima Trinidad, y la llegada al pueblo de la telefonía domiciliaria. Se pensionó a los 40 años.

De ahí en adelante se desempeñó como agricultor, comerciante y líder (cívico, cultural y deportivo) de La Perla del San Jorge. En 1996, con un grupo de amigos, fundó el Festival Nacional del Porro Cantao Inédito con Banda, del cual fue su primer Presidente. En 2011 el mencionado Festival fue en tributo a Don Rami.

Dueño de una proverbial capacidad para la conversación y de un exquisito sentido del humor, al ser testigo del rápido avance de la tecnología de las comunicaciones (del telégrafo a la Internet) sostuvo: “Un día no muy lejano todos nos comunicaremos por telepatía. Se acordarán de mi”.

En 2009 comenzó un lento deterioro en su salud, del cual descansó rodeado de los suyos y mientras dormía, la madrugada del martes 27 de enero de 2015. Durante sus honras fúnebres, que incluyeron un recital de Guitarra Clásica, El Pueblo Más Feliz del Mundo lo despidió como a un Rey, en medio de los aplausos.

“Amigo de sus amigos”, “Servidor constante”, “Padre ejemplar”, “Hijo cumplido”, “Excelente miembro de Familia”, “Noble Esposo”, “Cuñado inolvidable”, “Tío consentidor”, “Hermano inigualable”, fueron algunas de las manifestaciones de cariño que escuchó al oído, quien esto escribe, en medio de cálidos abrazos.

Ese gran Hombre, Noble, Guía, Luz, Amigo, Cómplice. Ese Hombre Inmortal de quien les he hablado, que está enterrado al pie de un naranjo en el cementerio de San Marcos, era mi Padre.

Y a su memoria, comparto estos poemas:


Variaciones

A quien madruga
los Dioses ofrecen
el canto de los pájaros.

Sea el canto de los pájaros
mi refugio en los días de lluvia
cuando el Cielo se cubre de nostalgia
y las plumas emprenden el poema.

¿Y qué es el vuelo
sino el poema que escriben
las alas en el aire?


Día de Navidad

Mi viejo Padre
sentado en su mecedora
ya no habla.

Todo lo mira
como un ángel.

Ahora
yo puedo decir
lo que él no.

Para eso escribo.


Enero 27, martes

Hay una Luz de Oro
presente
en todas las cosas
en todos los seres.

Es Nuestro Padre
que ha vuelto a Casa
que ha vuelto al Cielo.



Muerto el Hombre, comienza su Leyenda.



Por Ensuncho De La Bárcena
@CineastaRural

6 comentarios:

Helen Judith Alvarez Bravo dijo...

Un hombre que pueda inspirar en otros palabras como estas, ciertamente tiene más de ángel que de hombre. Me enamoré de Don Rami. Lindoo!!!! Q. E.P.D

Isabel OROZCO ALVAREZ dijo...

Es honroso honrar a los padres. Hermosas líneas de reconocimiento. Los poemas, en su brevedad, brutalmente descriptivos y sensibles. No pude contener las lágrimas con estos.

Helen Judith Alvarez Bravo dijo...

Un hombre que pueda inspirar en otros palabras como estas, ciertamente tiene más de ángel que de hombre. Me enamoré de Don Rami. Lindoo!!! Q.E.P.D.

Paola Gutierrez dijo...

Crear es sanar, liberar, honrar... La vida y su opuesto. Mucho cariño!

Nazly Díaz Centanaro dijo...

Todo un sentimiento puesto en papel. Que triste ver partir a los que amamos. Dios lo ha recibido con sus brazos extendidos. Paz en su tumba.

Carmen I. dijo...

Qué lindo Juanca, no he parado de llorar desde que lo he leído. No los he llamado, no sabría qe decirles. Esto que nos ha pasado es muy doloroso