enero 07, 2013

Enero 6. Montería. Día de Reyes.


Si uno se deja guiar por lo que encuentra, el centro de Montería es una perfecta demostración de adhesión a la realeza. Al menos he visto 5 hoteles con la palabra "Real" en su nombre. O con la corona como símbolo. Para la muestra, el 41 Plaza, donde me hospedé el Día de Reyes gracias a la hospitalidad de mis primas.

Temprano llegó mi cuñado Edgar, procedente de San Marcos, para acompañar a mi hermana Erica. Yo aproveché el tiempo libre para salir a caminar, hacer algunas fotos y verme con mi viejo amigo Ángel, pintor, y con mi nueva amiga Ginna, periodista. Fuimos a una pastelería francesa del barrio La Castellana a tomar café y comer unos bocados. Tuvimos una estupenda conversación sobre libros, viajes y un sonado affaire literario.

Rematamos la noche con jazz y un par de whiskys. Ángel compró una trompeta hace unos meses y está aprendiendo a interpretarla. Al parecer es un alumno aventajado porque me sorprendió su destreza. Hay gente que tiene muchos talentos. Mi amigo Ángel, por ejemplo. Enhorabuena.

No hay comentarios.: