septiembre 05, 2012

Mujeres



La mujer imposible, 
La mujer de dos metros de estatura, 
La señora de mármol de Carrara 
Que no fuma ni bebe, 
La mujer que no quiere desnudarse
Por temor a quedar embarazada, 
La vestal intocable 
Que no quiere ser madre de familia, 
La mujer que respira por la boca, 
La mujer que camina 
Virgen hacia la cámara nupcial 
Pero que reacciona como hombre, 
La que se desnudó por simpatía 
Porque le encanta la música clásica 
La pelirroja que se fue de bruces, 
La que sólo se entrega por amor 
La doncella que mira con un ojo,
La que sólo se deja poseer
En el diván, al borde del abismo,
La que odia los órganos sexuales,
La que se une sólo con su perro,
La mujer que se hace la dormida 
(El marido la alumbra con un fósforo)
La mujer que se entrega porque sí
Porque la soledad, porque el olvido...
La que llegó doncella a la vejez,
La profesora miope,
La secretaria de gafas oscuras, 
La señorita pálida de lentes 
(Ella no quiere nada con el falo) 
Todas estas walkirias 
Todas estas matronas respetables
Con sus labios mayores y menores 
Terminarán sacándome de quicio.



Nicanor Parra (Septiembre 5 de 1914)

No hay comentarios.: