mayo 09, 2011

Nuevas Voces del Caribe



Esto no es un musical. Mucho menos un concierto. Pero tiene melodía, armonía y ritmo. La invitación es a bailar con las palabras de algunos escritores del Caribe: Uriel Cassiani Pérez, Rodolfo Lara Mendoza, Ciro Luis Otero Pedrozo, Gerardo Ferro Rojas y  Nena Cantillo. Convocados por el autor de este blog.


Mucho se ha hablado y escrito sobre esta región indefinible, inabarcable e inasible del país. Sobre todo después de que cierto escritor provinciano, de Aracataca para más señas, se convirtiera en uno de los más importantes de la Literatura Universal. Pero el Caribe no se agotó. Incontables son los escritores que presenciaron el Premio Nobel de Gabriel García Márquez siendo niños. Y lo leyeron en plena adolescencia, como quien escucha los cuentos del abuelo, sentados en una mecedora.

Estos escritores se hicieron hombres y mujeres en el Siglo XXI, son hijos del televisor y la Internet. Se sienten en igualdad de condiciones con un argentino, una chilena, un español o una mexicana. Suyo es el continente, pero sus versos y relatos pueden nombrar las vidas locales, ahora interconectadas. El país que les tocó en suerte les produce mucha risa. Sobre todo porque sigue inmerso en el indolente y maloliente vicio del centralismo. Disfrutan de la capital, pero les causa hilaridad, porque saben que “El Universo es una esfera cuyo centro está en todas partes y la circunferencia en ninguna”.



Uriel Cassiani Pérez nació en el Palenque de Antonio Cervantes, el primero de septiembre de uno de los gloriosos años setenta. En esa población recientemente declarada Obra Maestra de la Humanidad transcurrió parte de su infancia. Hacia 1977 viaja con sus padres a Cartagena de Negras, donde llegan perseguidos por sus propias sacerdotisas. Es co-fundador del taller literario Mundo Alterno. Hizo parte del Taller de Poesía del Caribe Luis Carlos López desde el año 2000 hasta 2003. A finales de ese año se unió al Taller de Poesía Siembra. Ha realizado talleres de crónicas en la Universidad de Cartagena. En 2002 compartió sus textos en la Casa Colombo Alemana. En 2005 fue invitado al Festival Internacional de Poesía de Cartagena. En 2009 fue invitado a la cumbre de países africanos y suramericanos, en Caracas. Ha publicado: “Ceremonia para criaturas de agua dulce” y “Alguna vez fuimos árboles o pájaros o sombra”. Tiene varios libros inéditos.



Rodolfo Lara Mendoza nació en Cartagena de Indias en 1973. Estudiante de filosofía de la Universidad de Cartagena. Su trabajo poético ha recibido diversas distinciones, entre las que destacan el Premio Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena en 2002 y el Premio Nacional de Poesía “Gustavo Ibarra Merlano” en 2005. Participó en el Festival Internacional de Poesía de Cartagena en 2004 y del Festival de Poesía Alternativa de La Guajira en 2006 y 2007. Textos suyos han sido publicados en las antologías “Al pie del agua”  y “El corazón habitado: últimos cuentos de amor en Colombia”, entre otras. Tiene publicados los poemarios “Esquina de días contados” y “Y pensar que aún nos falta esperar el invierno”.





Ciro Luis Otero Pedrozo nació en Valledupar en 1976. Estudió Artes Escénicas en la Escuela de Bellas Artes de Cartagena. Quiso ser cantante de ópera y director de orquesta, pero le tocó conformarse con ser escritor y narrador oral. Vive de las cuatro vacas flacas que su abuela materna le heredó en vida y de los recortes presupuestales que su hermana menor hace con las remesas mensuales de la universidad en la que trabaja. Sueña con poder casarse con una burguesita de tierra fría para que lo mantenga, porque su literatura no le ha generado muchos ingresos. Lleva quince frustrados años escribiendo una novela dividida en cuatro jornadas, de las cuales no ha terminado de corregir la primera. Es miembro fundador de diversos colectivos culturales de los que nunca ha sido partícipe. Ganador de una decena de concursos literarios de dudosa reputación, aspira a ganarse algún día el Premio Alfaguara de Novela para salir de la llevadera.  



Gerardo Ferro Rojas nació en Cartagena de Mestizas en 1979. Es escritor y periodista. Ha publicado los libros de cuentos “Días de lluvia”, “Cadáveres exquisitos” (Premio del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena) y “Antropofobia” (Premio de la Universidad Industrial de Santander). Relatos suyos han aparecido en publicaciones literarias como El Malpensante, Número, la Revista Universidad de Antioquia, Odradeck, en suplementos literarios de diarios como El Universal de Cartagena y El Heraldo de Barranquilla; así como en varias antologías de cuento.



Nena Cantillo nació en Cartagena de Mulatas, el 24 de julio de 1981. Se define como perezosa, impuntual y dispersa. Sufre de insomnio, un leve problema renal (además de un severo problema terrenal), detesta comer dulces, no sabe nadar, tampoco catar vinos... (Pero le gustan los de Ribera del Duero). No suele llorar mucho pero hay cosas que... ¡Putas! ¡La rompen! Su versión del cielo es bailar sin zapatos. Es más de playeras y mochila; los tacones a puerta cerrada ¡hijo mío! Odia tomar el autobús y más si va repleto. La han vetado en un par de festivales de poesía por ser impúdica y no mojigata. No cree en el amor etéreo. Lo de usar o no ropa interior  tiene sus reglas que otro día contará… Se portó mal con su última tarjeta de crédito. Es morosa, huérfana de padre y tiene fijación por Sabina. Tiene cuatro carreras inconclusas: “¿De eso se vale ostentar?”, se pregunta. Desconfía de la gente rubia y de los que saludan como si fueran tele tubies. Su cabello es virgen, lo peina cada dos o tres días. Tiene un hijo que físicamente es más fuerte que ella. Nunca terminará de leer Cien años de soledad. A veces el desencanto le puede, se burla un poco y apela a la escritura. Acaba de publicar “Aquella noche con Winnie the pooh”.

Miércoles 11 de mayo de 2011. 7.30pm. Casa de Citas (Carrera 3 13-35). Bogotá. 

No hay comentarios.: