marzo 02, 2011

"Oro colombiano", la joya de lo que somos

La gran Petrona Martínez

En el caribe estamos hechos de música. Eso fue lo que se evidenció el martes pasado cuando la euforia se tomó el Auditorio Getsemaní del Centro de Convenciones de Cartagena de Indias, en una de las galas del FICCI.

La proyección del documental “Oro Colombiano” hizo aplaudir como pocas veces al respetable público que lo apreció en la función de las cuatro. La aparición de Petrona Martínez en la gran pantalla fue la que trajo el primer gran aplauso. Aplauso que se repitió una y otra vez cada cinco minutos, cada tres, cada dos. Al final de la proyección, entre lágrimas, gritos de júbilo y agradecimientos, sus directores Sanjay Agarwal e Iván Higa, en compañía de Salvo Basile y de los músicos presentes en el auditorio, conformaron una foto de familia. Inolvidable.

Sanjay Agarwal, director curazaleño de origen indio

 Sanjay e Iván se conocieron en Ámsterdam (Holanda) hace diez años, cuando el primero estudiaba allí y el segundo estaba de paseo. Los presentó un amigo en común. Sanjay ya era DJ y coleccionista de acetatos. De padre indio, Sanjay nació frente al mar caribe de Curazao, pero creció en muchos países debido a la actividad económica de su padre. Iván, de padres japoneses, nació en Venezuela, donde estudió ingeniería de sonido y se dedica a la música.

La afición por la música del caribe fue la que los unió. Luego la vida llevó a Sanjay a conocer Cartagena, gracias al trabajo de su padre, donde pudo explorar mucho más la rica urdimbre que ha tejido el tiempo en las formas musicales únicas del caribe colombiano. Comenzó a grabar con una cámara de aficionado algunas entrevistas de referencia a los coleccionistas y músicos, quienes fueron llevándolo de un lugar a otro de nuestra geografía. Cuando se dio cuenta de que tenía entre manos un tesoro, llamó a Iván a Venezuela y le propuso hacer un documental en serio. Compraron una cámara profesional. Iván viajó a Cartagena y se echaron a andar por las carreteras de la región. Al tiempo iban haciendo un barrido por los archivos fílmicos de las orquestas más importantes que han brotado de nuestra música.

Iván Higa, director venezolano de origen japonés

Viajaron por casi todo el Caribe Colombiano (El Parque Tayrona, Santa Marta, Cartagena, Barranquilla, Bocachica, Sincelejo, Palenque de San Basilio, Soplaviento, San Jacinto, Santo Tomás, Sabana Larga, Soledad) buscando a los grandes maestros de la música tropical. Además el documental contiene mucho material de archivo cinematográfico, muchas  grabaciones y fotos que nunca habían sido mostradas al público.

El resultado es una verdadera joya cinematográfica y musical que nos hace sentir muy felices de pertenecer a esta región prodigiosa. Y, desde luego, como en toda antología, es más lo que falta que lo que se muestra. Pero en realidad conmueve que este par de jóvenes sin fronteras hayan sido capaces de desentrañar semejante tesoro para mostrarle el mundo.

Rueda de Cumbia

 “Nuestro interés es enseñarle al mundo otro lado de Colombia que muy pocos tienen el privilegio de conocer y que esta música no quede olvidada en el tiempo”, apunta Agarwal.

No hay comentarios.: