diciembre 12, 2008

La prehistoria de BAR



Por Juan Ensuncho Bárcena


Acababa de dejar la Universidad del Norte, Barranquilla y San Marcos. En ese orden. Era 1997.


Había llegado al puerto de Cartagena con la esperanza de que algo importante pasara en mi vida. Me inscribí en la Tadeo Lozano del Caribe gracias a Eva, mujer que me permitió conocer su Paraíso. En esos momentos yo era Adán en pleno uso de mis facultades. La ciudad era nueva para mi: cada balcón, cada esquina, cada callejuela a las cinco de la tarde era la cifra exacta de la felicidad.


El amanecer me encontraba, radiante, tomando café negro endulzado con caricias a cuatro pisos de altura sobre el Camellón de los Mártires. La voz de Tracy Chapman se me instauró en la piel y tuve miedo de no estar a la altura de la situación. Eva me llevaba 12 años y había dejado de creer en el amor. De cierta forma, venía de vuelta de todo. Yo apenas empezaba el camino y, por supuesto, me equivoqué al pensar que la vida se me iba de las manos y debía aprovecharla con cuanta gatica nocturna apareciera.


Como todo Adán que se respete fui expulsado del Edén y me quedé solo, desnudo en la ciudad, en la compañía fugaz de tres ángeles clandestinos que venían cada uno de su propia errancia: Hochiminh, Yair y Ciro. Nos sentíamos los niños terribles de una aldea con demasiadas pompas. Saboteadores por naturaleza, nos burlábamos en la cara de un grupo de artistas sin nombre que presumían de ser artistas renombrados.”Desechistas” nos hicimos llamar. Publicamos un plagiado manifiesto, en un video titulado “Tontumental Desechista”. Editamos una hoja suelta – La Calumnia – que vendimos a 200 pesos a la salida del Teatro Bucanero (Más piratas no pudimos ser). Realizamos un collage del “Ché” Guevara maquillado como mujer. Alcanzamos cierta celebridad local gracias a nuestra pobreza de solemnidad, más por compasión que por nuestra trasnochada rebeldía.


Una de esas tantas noches de humo y licores, sentados alrededor del pozo de la Plaza de San Diego, decidimos la suerte de nuestro movimiento. Por decisión unánime quisimos matarlo con el siglo. Más allá del 31 de diciembre del 99 elegimos no existir. Y así lo hicimos. Pero antes, recuerdo, les comenté la idea suelta de constituirnos en una banda de rock: Así por lo menos tendríamos una continuidad en el terreno movedizo de la expresión. Sin embargo, todos sabíamos que no teníamos plata ni para tomar el bus de esa noche. Ahí murió la idea.


Pero como no hay cabo que quede suelto en ninguna historia, el semestre siguiente me encontré con una sorpresa en la clase de Literatura: un grupo de tres locos había montado un performance de rock. En el estrecho salón de una casa vieja de la Calle Don Sancho, justo al frente de la Casa España, un gordito, bajo y de gafas, llamado Tomás; un flaco, alto y de mirada cínica a pesar de su corta edad, llamado Juan; y otro flaco, escuálido, sinvergüenza y legendario llamado Juvenal, literariamente se “tomaron” la clase.


Apagaron las luces, encendieron velas y tocaron una canción de Nirvana. La cosa no pasó a mayores pero sembró en mí un interés por estos tres dementes afortunados que no cesa hasta hoy. Luego del espectáculo me dirigí a mi compañero de clase, Tomás, el más abordable, y le pregunté si tenían una banda. Me respondió que sí. Intercambiamos palabras que no preciso, pero lo que está claro en mi memoria es que me invitó a un ensayo el siguiente fin de semana. Como vivíamos en el mismo barrio, no le vi ninguna dificultad económica.


Allí estuve el sábado por la tarde. Toqué el timbre y entré a “Villa Isabel”, una bella casa doble con patio coronado por sendos mangos y vigilado por dos perros caniches: “Mickey Mouse” y “Ché Guevara”. Entré con una sonrisa cómplice. Esa tarde era la despedida del cantante porque se iba a prestar el servicio militar y me preguntaron si yo quería cantar. La pregunta me paralizó por un momento, pero como suelo ser irresponsable, dije que sí. Sin preguntas. Los tiempos estaban cambiando. Aparte del gordo y del flaco que había visto en la universidad, completaba la nómina escandalosa otro flaco, también llamado Juan, en la batería. Así que ahora éramos tres “Juanes”. El cantante de la clase no era el mismo cantante de la banda, sino el único y más ferviente seguidor del grupo: Juvenal.


La idea del cambio de vocalista se les había ocurrido rápidamente porque tenían un compromiso la semana siguiente en una entidad educativa donde estudiaba Lemus, el baterista. Al final de la práctica-examen decidieron aceptarme. Había encontrado a otros más irresponsables que yo. La cosa iba a ser divertida, porque yo sólo había cantado para mí, en el baño. Pero bueno, el grupo se llamaba “Inodoro de Manzana”…

noviembre 06, 2008

GANADORES DE FESTICINE MOMPOX

ACTA OFICIAL DEL JURADO DE LARGOMETRAJES

Siendo las 8:00 am del día Lunes 03 de Noviembre en las Instalaciones de la sede del 1er FESTIVAL DE CINE DE DE MOMPOX, Ciudad se reunieron los tres miembros del Jurado Oficial del Concurso Iberoamericano de Largometrajes conformada por las siguientes personas: ANA CURBELO, Miembro de la Junta Directiva del Festival de Cine Pobre de Humberto Solás (Cuba); EMILIO GONZALEZ GARCIA, productor y documentalista de Promico Imagen (España) y HAROLDO RODRIGUEZ OSORIO, documentalista (Colombia). Después de haber recibido y visionado las 8 películas inscritas:

RR La Cosecha Amarga –Argentina-Dir. Martin Gruta.
Apocalipsur- Colombia-Dir. Javier Mejía Osorio.
Cuando rompen las olas-Dir. Riccardo Gabrielli
El Ángel del acordeón-Colombia-Dir. María Camila Lizarazo.
La Casa de Humo-Colombia- Myriam Ortega-Luz Adrian Duque- María Camila Villate.
Relatos entre cadenas-Colombia- Mady Samper.
Voces de una Colombia posible-Colombia- Mady Samper.
Al final del espectro-Colombia- Juan Felipe Orozco.

Han decidido – de manera unánime - otorgar los siguientes Premios:

Mejor Director: Javier Mejía por Apocalipsur. Por el manejo tan real de su historia trasladándola a la pantalla con una imagen fuerte y bien lograda.

Mejor Ópera Prima: El Ángel del Acordeón, de María Camila Lizarazo. Por el intento lleno de ternura que por ser opera prima lo logra.

Premio Especial del Jurado: Cuando rompen las Olas, de Riccardo Gabrielli. Una buena factura fílmica, con buena fotografía y por su completa labor en todo el proceso de la película.

Firmado en Mompox a 3 de noviembre de 2008, por ANA CURBELO (Cuba), HAROLDO RODRIGUEZ OSORIO (Colombia) y EMILIO GONZÁLEZ GARCÍA (España)

Por su parte, los directores de FestiCine Mompox, Lorena Puerta Vergara y Juan Ensuncho Bárcena, decidieron entregar el Premio a la Libertad de Mompox a la película APOCALIPSUR de JAVIER MEJÍA (Colombia) “por La libertad interior que logran todos sus personajes, al dar a conocer sus sentimientos a través de la visión de su director. De igual manera por su contundencia narrativa y por el carácter catártico de la historia.”


ACTA OFICIAL DEL JURADO DE CORTOMETRAJES

Siendo las 4:50 p.m. del día Lunes 03 de noviembre en las instalaciones de la sede del 1er Festival Internacional de Cine de Mompox, se reunieron los tres miembros del Jurado Oficial del Concurso Iberoamericano de Cortometrajes conformada por las siguientes personas: SADIEL ELJAUDE (Colombia), JUAN MANUEL BAYÓN (Estados Unidos) y ANTONIO CASTAÑO (España). Después de haber recibido y visionado los 75 cortometrajes inscritos en los géneros DOCUMENTAL, FICCIÓN, ANIMACIÓN y VIDEO MUSICAL; han decidido otorgar los siguientes premios:

MEJOR CORTOMETRAJE DOCUMENTAL: “HARRAGA” de los directores EVA PATRICIA FERNÁNDEZ y MARIO DE LA TORRE, de España.

MEJOR CORTOMETRAJE VIDEO MUSICAL: VIDEO “BAM” - DR. KRÁPULA del director KLYCH LÓPEZ, de Colombia.

El jurado considera que por la excelente calidad de las producciones colombianas en el género MUSICAL otorga una MENCIÓN HONORÍFICA a “DE BARRIO EN BARRIO”, de VICTOR ALEXANDER PALACIO ROMERO, de Colombia.

MEJOR CORTOMETRAJE ANIMACIÓN: “ALMAS SANTAS, ALMAS PACIENTES”, de la directora CECILIA TRASLAVIÑA, de Colombia.

El jurado considera que por la excelente calidad de las producciones colombianas en el género ANIMACIÓN otorga una MENCIÓN HONORÍFICA a “PASAJERO”, de OSCAR ORJUELA PARDO, de Colombia.

En el género FICCIÓN, los jurados expresan lo siguiente:

Debido a que el número de cortometrajes que se inscribieron en el género FICCIÓN fueron 56 obras, por unanimidad hemos decidido otorgar tres (3) premios a MEJOR CORTOMETRAJE EN EL GÉNERO FICCIÓN, que son:

“EL PESCADOR DE ESTRELLAS”, de la directora MARCELA RINCÓN GONZÁLEZ, de Colombia,

“HUELLAS EN LA NIEVE”, del director PEDRO TOUCEDA, de España.

“EL DESCAMPADO”, del director PEDRO TOUCEDA, de España.

En cuanto a las demás categorías del Festival deciden otorgar los siguientes premios:

MEJOR DIRECTOR DE CORTOMETRAJE FICCIÓN: a MARCELA RINCÓN GONZÁLEZ, por “EL PESCADOR DE ESTRELLAS”, de Colombia.

MEJOR ACTRIZ DE CORTOMETRAJE FICCIÓN: a SHAKTY URRUTIAS, actriz de “COSITA LINDA”, de México.

MEJOR ACTOR DE CORTOMETRAJE FICCIÓN: a SILVERIO PALACIOS, actor de “COSITA LINDA”, de México.

MEJOR FOTOGRAFÍA DE CORTOMETRAJE FICCIÓN: a DIEGO JÍMENEZ por “COLLAR DE PERLAS”, del director KLYCH LÓPEZ, de Colombia.

MEJOR GUIÓN DE CORTOMETRAJE FICCIÓN: a MARCELA RINCÓN GONZÁLEZ por el “EL PESCADOR DE ESTRELLAS”, de Colombia.

Firmado en Mompox a 3 de noviembre de 2008 por SADIEL ELJAUDE (Colombia), JUAN MANUEL BAYÓN (Estados Unidos) y ANTONIO CASTAÑO (España).

octubre 26, 2008

FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MOMPOX

BOLETÍN DE PRENSA No. 001


Exitoso cierre de inscripción de filmes


Como un rotundo éxito se considera el resultado que arrojó la convocatoria que hicieran los organizadores del Festival Internacional de Cine de Mompox que se llevará a cabo entre el 31 de octubre y el 3 de noviembre del presente año.


A pesar del escepticismo y la apatía gubernamental, alrededor de 120 trabajos cinematográficos fueron inscritos para participar en este evento, único en su género en la provincia colombiana, siendo el Cortometraje la categoría con mayor número de participantes.


¿Qué se verá en Festicine Mompox?


Además de los largometrajes concursantes en Ópera Prima (10), Cortometrajes (61), Festicine Mompox proyectará la Muestra de Cine Español “Luis Eduardo Aute” (5 cortometrajes y 1 largometraje) con apoyo de la Embajada de España, la Muestra de Cine Francés “Ellas” (8 cortos) con apoyo de la Embajada de Francia y la Alianza Colombo Francesa, el “Homenaje a Humberto Solás” (2 cortometrajes y 4 largometrajes) con apoyo de la Embajada de Cuba, 12 videos provenientes de Panamá y Colombia, 10 documentales de España y Colombia y la Muestra de Documentales Corporativos con énfasis en Responsabilidad Social Empresarial. En el “Concurso Nacional de Video Celular” no fue recibido ningún trabajo.


¿Dónde se verán las películas?


Los organizadores han programado la proyección gratuita y al aire libre en la Plaza de la Concepción (inauguración, exhibición y clausura), Plaza de Santa Bárbara, Plaza de San Francisco, Portal del Cementerio, Parque Paz y Amor del Barrio La Granja, Parque del Barrio 6 de agosto, Barrio Faciolince y Barrio Primero de Mayo. De esta manera tanto momposinos como visitantes tendrán oportunidad de escoger las películas de su preferencia y determinar a dónde ir a verlas.


La Libertad como símbolo


El Festival Internacional de Cine de Mompox tiene como símbolo a la Estatua de la Libertad de Mompox, primera edificada en todo el continente americano.


La Villa de Santa Cruz de Mompox fue la primera del Nuevo Reino de Granada en declarar la independencia absoluta de España bajo el lema "Ser libres o morir", el 6 de agosto de 1810. Un contingente de 400 momposinos acompañó al General Simón Bolívar en su campaña Libertadora. En remembranza del grito libertario que siempre ha caracterizado a Mompox, fue edificada en 1874 la Estatua de la Libertad, hoy símbolo y premio del Festival.


Actividades paralelas


Estreno de documental español en un festival colombiano


Una de las actividades que más genera expectativa es el estreno en Colombia del documental español “Historias de vida tejidas en tierras lejanas” del guionista y director Antonio Castaño, quien estará presente en Festicine Mompox por tres motivos: presentando su más reciente obra, llevando la obra fílmica completa de Luis Eduardo Aute y dictando un conversatorio sobre su obra más reciente.


Presencia de Cuba: Humberto Solás, Cine Pobre y 50 años del ICAIC


Otra de las actividades paralelas importantes que se desarrollará en Festicine Mompox es el “Homenaje a Humberto Solás” y la Muestra “Cincuenta años del ICAIC”, traídas a Mompox por la representante del Festival de Cine Pobre de Humberto Solás, Ana Curbelo, quien hará un conversatorio sobre este último.


Conversatorios y Conferencias


El poeta cartagenero Pedro Blas Julio hará el recital “Cine y Poesía”, el historiador Javier Ortiz hará una conferencia sobre el poeta momposino Candelario Obeso, el realizador Haroldo Rodríguez disertará sobre “Planificación para lograr un buen documental”, la Directora del Festival Internacional de Cine de Panamá y Jurado Oficial de Festicine Mompox, Gloria Pedroso, disertará sobre “La semiótica de la imagen”, el guionista y director español Antonio Castaño dictará un conversatorio su obra más reciente y el Codirector del Festival de Cine de Mompox, Juan Ensuncho Bárcena, lo hará sobre “Un tigre de papel: el falso documental”.


Muestra de libros de la Editorial Pluma de Mompox, impulsora del Festival.


“Nuestro compromiso es con el Arte y con la Libertad, teniendo en cuenta que lo más importante al hacer un festival de cine es hacerlo con Amor. Y eso es lo que se respira en este Festival: que es un acto de amor. A primera vista, por supuesto. Todo es posible en Mompox.”, han dicho sus organizadores.


¿Quiénes hacen Festicine Mompox?


La responsabilidad de la organización de este Festival la tiene la Corporación Festival Internacional de Cine de Mompox, entidad sin ánimo de lucro legalmente constituida. El Presidente es el momposino Alberto Ramírez Serafinoff, el Vicepresidente Luis Augusto Vacca Melo, el Secretario Henry Borré Athías, los Codirectores Lorena Puerta Vergara y Juan Ensuncho Bárcena, el Gerente Ramiro Ensuncho Bárcena, el Asesor Gráfico Carlos Alfonso Melo Fajardo y los vocales Jairo Ayola Gómez, Elsy Ituka Eljadue, Winston Vivero y Álvaro Castro Abuabara.


FIN DEL BOLETÍN


agosto 26, 2008

Posibilidades de la abstracción



Por Julio Cortázar


Trabajo desde hace años en la Unesco y otros organismos internacionales, pese a lo cual conservo algún sentido del humor y especialmente una notable capacidad de abstracción, es decir, que si no me gusta un tipo lo borro del mapa con sólo decidirlo, y mientras él habla y habla yo me paso a Melville y el pobre cree que lo estoy escuchando. De la misma manera, si me gusta una chica puedo abstraerle la ropa apenas entra en mi campo visual, y mientras me habla de lo fría que está la mañana yo me paso largos minutos admirándole el ombliguito. A veces es casi malsana esta facilidad que tengo.


El lunes pasado fueron las orejas. A la hora de entrada era extraordinario el número de orejas que se desplazaban en la galería de entrada. En mi oficina encontré seis orejas; en la cantina, a mediodía, había más de quinientas, simétricamente ordenadas en dobles filas. Era divertido ver de cuando en cuando dos orejas que remontaban, salían de la fila y se alejaban. Parecían alas.


El martes elegí algo que creía menos frecuente: los relojes de pulsera. Me engañé, porque a la hora del almuerzo pude ver cerca de doscientos que sobrevolaban las mesas con un movimiento hacia atrás y adelante, que recordaba particularmente la acción de seccionar un biftec. El miércoles preferí (con cierto embarazo) algo más fundamental, y elegí los botones. ¡Oh espectáculo! El aire de la galería lleno de cardúmenes de ojos opacos que se desplazaban horizontalmente, mientras a los lados de cada pequeño batallón horizontal se balanceaban pendularmente dos, tres o cuatro botones. En el ascensor la saturación era indescriptible: centenares de botones inmóviles, o moviéndose apenas, en un asombroso cubo cristalográfico. Recuerdo especialmente una ventana (era por la tarde) contra el cielo azul. Ocho botones rojos dibujaban una delicada vertical, y aquí y allá se movían suavemente unos pequeños discos nacarados y secretos. Esa mujer debía ser tan hermosa.


El miércoles era de ceniza, día en que los procesos digestivos me parecieron ilustración adecuada a la circunstancia, por lo cual a las nueve y media fui mohíno espectador de la llegada de centenares de bolsas llenas de una papilla grisácea, resultante de la mezcla de corn-flakes, café con leche y medialunas. En la cantina vi cómo una naranja se dividía en prolijos gajos, que en un momento dado perdían su forma y bajaban uno tras otro hasta formar a cierta altura un depósito blanquecino. En ese estado la naranja recorrió el pasillo, bajó cuatro pisos y, luego de entrar en una oficina, fue a inmovilizarse en un punto situado entre los dos brazos de un sillón. Algo más lejos se veían en análogo reposo un cuarto de litro de té cargado. Como curioso paréntesis (mi facultad de abstracción suele ejercerse arbitrariamente) podía ver además una bocanada de humo que se entubaba verticalmente, se dividía en dos translúcidas vejigas, subía otra vez por el tubo y luego de una graciosa voluta se dispersaba en barrocos resultados. Más tarde (yo estaba en otra oficina) encontré un pretexto para volver a visitar la naranja, el té y el humo. Pero el humo había desaparecido, y en vez de la naranja y el té había dos desagradables tubos retorcidos. Hasta la abstracción tiene su lado penoso; saludé a los tubos y me volví a mi despacho.


Mi secretaria lloraba, leyendo el decreto por el cual me dejaban cesante. Para consolarme decidí abstraer sus lágrimas, y por un rato me deleité con esas diminutas fuentes cristalinas que nacían en el aire y se aplastaban en los biblioratos, el secante y el boletín oficial. La vida está llena de hermosuras así.


* Dato cortazariano: Justo hoy, cuando el Gran Cronopio cumpliría 94 años, me reencontré con este texto. Y Justo hoy, he pasado mi carta de renuncia. ¡Salud!