febrero 27, 2006

¿Quién diablos es Marcovich?

Por Juan Ensuncho Bárcena

Esta semana comienza el evento cinematográfico más importante de Colombia. La noche del viernes comenzará a rodar la cinta por su riel y una potente bombilla proyectará en la pantalla del Centro de Convenciones de Getsemaní la primera película del 46º. Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias.

En esta ocasión el ritual de las imágenes sonoras dará inicio con Juana tenía el pelo de Oro, película del director colombiano Pacho Bottía, que mantuvo en ascuas al país cinematográfico durante los nueve largos años que duró el proceso desde la escritura del guión hasta la pantalla. Pero no es de mi amigo Pacho de quien quiero hablarles hoy. Ya habrá tiempo de conversar con él en Cartagena sobre Juana, su segunda película.

Por el momento les ofrezco una entrevista que ha esperado también mucho tiempo para ver la luz. Se trata de un texto inédito que escribí cuando aún estaba en la facultad de periodismo en Cartagena y lo he querido compartir con ustedes, porque habla de uno de esos personajes que sólo Festicine Cartagena me ha permitido conocer. Se trata del director de una de las tres mejores películas latinoamericanas que he tenido el privilegio de ver. Ya les cuento.

El Personaje

Nació en el ’63 en Buenos Aires, con Kennedy a la cabeza como dice la canción de Fito Páez. En ese mismo año mataron al mencionado presidente y sucedieron muchas otras cosas que se pueden consultar en cualquier libro de historia reciente. ¿Quién es el personaje? ¿Difícil?

Pista 1. El tema “Del ‘63”, último corte de Euforia
[1] nos sirve para aproximarnos a la generación de artistas latinoamericanos a la que pertenece Marcovich. Cito un fragmento:

“…el mundo me hizo crecer entre zanahoria y carnes
El ’69 me encontró viendo a ese hombre en esa luna televisada…
Y vino el colegio y vino Vietnam, los yankees juraban amar el napalm
Llovía y me dormía en la noche cuando todo era calma…”

Pista 2. Hace parte de la generación que empezó a darse cuenta de cómo la televisión, con sus nuevos lenguajes, terminaría por influir al cine.

Pista 3. Hace algunos años era ingenuo hacerse la pregunta. Había un solo Marcovich en el panorama de los medios de comunicación latinos: Alejandro. Virtuoso guitarrista de la banda de rock mexicana CAIFANES, grupo que se desintegró después de grabar su álbum El nervio del volcán (94) que incluye canciones como Afuera y Aquí no es así.

Última pista. Se llama Carlos y es hermano de Alejandro. ¿Nada?, está bien, dejemos que él mismo nos cuente quién es. “Yo nací en Argentina y a los trece años me llevaron a vivir a México. Vivo ahí desde hace 23 años. Hice todos mis estudios en el DF: la secundaria, la “prepa” y la carrera de cine en la Universidad Autónoma de México, la UNAM”.

Para los que aún continúan despistados, Carlos Marcovich es uno de los más promisorios jóvenes directores de cine de Latinoamérica. Estudió en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM, donde participó en ejercicios cinematográficos en funciones de productor, guionista, fotógrafo, editor y actor. Ingresó a la industria como director de fotografía, destacando sus colaboraciones con los realizadores Jorge Fons (El callejón de los milagros, 1994), Alberto Cortés (Ciudad de ciegos, 1991), Carlos García Agraz (El espejo de dos lunas, 1990), José Luis García Agraz (Salón México, 1995), Dana Rotberg (Intimidad, 1989), Guita Schyffer (Sucesos distantes, 1994) y Roberto Sneider (Dos crímenes, 1994).

Ha dirigido además 11 videoclips, entre los que vale destacar Aquí no es así y Afuera de CAIFANES, uno de Emmanuel (filmado en India) y otro de un cantante mexicano llamado Benny, cuyo rodaje sirvió de germen para realizar su Ópera Prima, ¿Quién diablos es Juliette?, obra en que asumió los cargos de productor, director, editor, fotógrafo y argumentista.

La Película

¿Quién diablos es Juliette? fue el filme ganador del premio de la crítica especializada en el 38º Festicine Cartagena y es realmente difícil de clasificar. Tal y como nos dice el catálogo del mencionado certamen, “se trata de un trabajo que puede situarse entre una obre de ficción y un documental, una película muy juguetona, inteligentemente caótica, inconteniblemente traviesa. Rodada en Cuba, Estados Unidos y México, la película enseña una cinematografía inverosímil y una historia entretenida”.

Juliette es una joven de 16 años que vive en La Habana. Su padre, al que nunca ha visto, salió de Cuba cuando Juliette era una niña, y ahora vive en Nueva Jersey. Años después de la salida de su padre, su madre se suicidó y ella quedó en manos de su abuela, con quien tuvo una vida de prostitución callejera. Juliette está resentida con su padre. Fabiola, una hermosa modelo, llega a La Habana a filmar un video musical. Juliette consigue trabajo en el video por su parecido con Fabiola. Entonces sabemos que Fabiola también está preocupada por su padre, a quien no conoce. Juliette se va a México a probar suerte como modelo y Fabiola sigue su carrera en Nueva York. Marcovich, el director, arregla un encuentro entre Juliette y su padre, primero por teléfono y luego en persona.

La Entrevista

Ahora que ya sabemos mucho más del personaje y su película, que pudimos ver por vez primera el lunes 30 de marzo de 1998 a las 18:00 horas en el Auditorio Getsemaní, busquémosle por los pasillos del Centro de Convenciones…

No es difícil encontrarlo: es flaco, alto, cabello hasta los hombros. Viste un blazer turquí, vaqueros y zapatos deportivos. Mientras habla se mastica las puntas de sus cabellos. Sonríe, inspira confianza.

En esta película yo hice todo, excepto el sonido y la música.

¿La música la compuso tu hermano Alejandro?

Las partes que son de música original, sí. Después hay canciones de Benny, del cubano Manolín, de un trío mexicano que se llama “Los Dandys”, de Memo Méndez y José María Vitier.

Tu película es difícilmente enmarcable, como es difícil predecir su desarrollo… ¿tenías un guión al realizarla?

No, tenía una idea que, por suerte, fui tirando a la basura. Porque la historia fue siendo siempre mejor y sorprendente. Y como dijo García Márquez cuando se la mostré en México: “ni tú mismo sabes lo que hiciste…” y o le dije: “claro que no! No tengo idea, pero ahí está!”.

¿Cómo se originó la historia?

La conocí (a Juliette) filmando el videoclip que se muestra ahí. La historia es real. La conocimos filmando un videoclip. Me pareció que se parecía mucho a mi protagonista mexicana (Fabiola). La invitamos a salir en el video y después me seguí relacionando con ella y empecé a oír su historia… me dije “esto hay que filmarlo”. Pasó un tiempo hasta que me decidí a empezar y… un año y medio para acabar.

¿Cómo fue el rodaje?

Fueron cinco viajes a Cuba, dos viajes a Michoacán, un viaje a Nueva York, otro a Los Ángeles. Tres filmaciones en el DF. Entonces íbamos, volvíamos. Editaba, pensaba.

¿Ibas editando?

Sí, iba pre-editando. Me iba dando cuenta de qué cosas funcionaban, dónde me faltaba un eslabón para completar una parte o un IN. Uff!!! Muy complicado, no quiero volver a hacerlo nunca más!

¿La realidad es tan compleja como en tu película?

¿Qué es real? ¿Qué es mentira?, la autoburla del cine: el sonidista se mete en el cuadro, Juliette no puede pronunciar la palabra “actuar”, la nieve artificial. La película está llena de historias.

… es muy irreverente, también…

Sí, muy irreverente. Porque creo que esa es una de las causas por las que el cine latinoamericano nos ataca tanto. La solemnidad, el cine como cultura… Está bien, yo no creo que nuestro cine deba ser como el show de los gringos, pero sí debe ser cultura entretenida, sí. Y creo que esta película consigue contar una historia fuertísima, actual, latina, de una manera divertida, espontánea, real.

Incluso muestra la situación de Cuba de una manera muy fresca…

Sí, porque tampoco es para tanto. Pues (la situación de Cuba) tiene sus pros y sus contras, igual que todos los países. Ahí está Juliette como un ejemplo. Y al que no le guste, pues que se busque otro.

(No deja quietas las puntas de su cabello, las agarra con fuerza entre los dedos. De perfil se parece a Saúl Hernández, líder vocalista de CAIFANES. Por cierto!...)

Carlos, saliéndonos del tema, ¿qué tal la experiencia con CAIFANES?

Difícil, porque estaba mi hermano ahí y trabajar con un hermano no es fácil, al igual que en la película. Bueno, en aquel momento ellos estaban en la cúspide de su carrera, ese disco fue el más vendido. Uno de esos videos estuvo nominado a los premios MTV: fue una época de aprendizaje.

¿Qué recuerdas del video de Afuera?

Uff!!! Eso fue una locura de video, una producción monstruosa!. Pero más complicado fue el otro (Aquí no es así), que hicimos con una sola toma, con el helicóptero al final. Eran épocas en las que yo estaba aprendiendo. Todos esos videos los hice como aprendizaje para llegar a hacer esta película. Fueron en el fondo mi curso privado de dirección y producción para poder hacer esta película con poquita gente y poco dinero.

¿Cuánto te costó hacer Juliette?

Mira, la película entera estaba filmada y lista para empezar a editar con ciento cincuenta mil dólares (U$150.000), que no es nada. Después ya hubo un montón de costos que hay que agregar de postproducción, música y más. La película vale setecientos mil dólares (U$700.000). Pero lo increíble es que estaba filmada con ciento cincuenta mil!.

¿Cómo conseguiste la plata?

La empecé a filmar con mi dinero, luego alguien puso dinero por aquí, otro por allá. Cada vez que aparecía dinero hacíamos un viaje y rodábamos un pedacito. Nadie me hubiera dado nunca dinero para hacer una película sin guión, sin actores, que no sé ni de qué se trata, ni sé en qué va a terminar…

Si te pidiera que resumieras la película, ¿qué dirías?

Mira yo ahora que la veo, me doy cuenta que la película es una historia de amor entre una muchacha que no tiene papá y que vive muy feliz con nada y un hombre que está buscando una hija que le enseñe cómo vivir muy feliz sin nada. Porque como dije, en la película ellas no buscan nada, es el director el que busca todo esto y el que quiere oír todo esto. Él quiere que le cuenten esta historia. Y es el director el que las usa a ellas como herramientas para contar una historia que quiere contar. Entonces, la historia está detrás de ellas, pues la historia de amor es, obviamente, entre el director y estas dos muchachas, entre el viejo y los niños, y los barcos y estos dos países fabulosos, pero tan caóticos y tan problemáticos.

¿Y el director por fin logró acostarse con las dos mujeres?

(Duda) Mmm, con ninguna de las dos (lo dice con picardía), con ninguna cubana tampoco, por una cuestión de principios. Estuve muy tentado a hacerlo varias veces, pero no, me aguanté. (risas)

¿Ya tienes otro proyecto en mente?

Uy, apenitas ahora estoy empezando a imaginar la posibilidad de otra película!

¿Cuándo acabaste “Juliette”?

En septiembre del año pasado, pero llevo una ruta de festivales… ganamos el premio a la Mejor Película Latina de Sundance, ganamos en Suiza, ganamos una Mención en Toulose, ganamos un Premio en La Habana, en Guadalajara… he estado de festival en festival y todavía le quedan a la película festivales durante todo el año. Hay dos copias en inglés que van viajando, aparte de esta en español. Yo ya estoy dejando de ir con ella, me voy ahora al estreno en las salas de Nueva York. Además se estrena en Holanda, Alemania, España, en Francia ya se ha vendido.

¿Vas a estar viajando todo el año con la película?

Me temo que sí, pero espero que cada vez menos y que pueda ya empezar a pensar en la otra
[2].



Para quienes aún no han podido ver ¿Quién diablos es Juliette? y han sido capaces de aguantarse hasta aquí, miren a ver cómo hacen para apreciar este filme que, sin duda seguirá dando mucho de qué hablar en sus viajes por el mundo, y a su director le proveerá muchos buenos comentarios y éxitos.

Bueno, también les tengo la ficha técnica de la película, como premio de consolación.

¿Quién diablos es Juliette?

Realización, Guión, Fotografía y Edición: Carlos Marcovich
Música: Alejandro Marcovich
Intérpretes: Yuliet Ortega, Fabiola Quiroz, Víctor Ortega,
Jorge Quiroz, Michele Ortega, Salma Hayek, Francisco Clemente, José Bruil
Productora: El Error de Diciembre, Alameda Films, imcine
Distribuidora: imcine
Duración: 91 min.
México, 35 mm, B/N Color, 1995-96

PREMIOS: Premio José Rovirosa, Concurso de Cine Documental, 1998; Le regard d’Or y Premio del Jurado Ecuménico, Festival de Friburgo, Suiza, 1998; Premio a la Mejor Película, otorgado por la Federación Internacional de Prensa Cinematográfica, Festival Cinematográfico de la Habana, 1997; Mejor Película Latinoamericana, Festival de Sundance, Utah, Estados Unidos, 1998; Premio de la Crítica Nacional y de la Organización Católica Cinematográfica, Festival de Cine de Guadalajara, 1998; y, Premio Ariel en las categorías de ópera prima y edición, 1998.


[1] Álbum de Fito Páez, producido por él mismo y publicado por Warner Latin en 1996.
[2] Se espera hace años un trabajo de Marcovich sobre el cantautor mexicano Juan Gabriel.

5 comentarios:

Tomás dijo...

Bacano.

Anónimo dijo...

Eso es lo maximo que te puede uno decir, ni se pa que perder el tiempo con vos, simplon.

Juan Ensuncho Bárcena dijo...

Gracias.

Edgar Garcés dijo...

buena juancho, tu eres el propio,en retribución te mando este trabajo mio
http://bolicheboquilla.blogspot.com/un abrazo

Anónimo dijo...

Hey bacan, estuvo todo bacano, me la solle.