agosto 26, 2017

Tenochtitlán

Álvaro Mutis, por Leo Matiz. Archivo de la Fundación Leo Matiz.



El viejo hace girar 
su Música de otro tiempo 
y los viajeros acuden a la cita. 

La gran Catedral los acoge 
con su péndulo de siglos 
y su retablo de Monarcas 
que siguen reinando 
entre el Oro y la madera. 

La Plaza ha sido bautizada 
con otros nombres. 
El Palacio ha sido tomado 
por otras gentes. 

Pero el brillo del Sol 
-del Imperio-
permanece intacto. 







A Don Álvaro Mutis, 
en el natalicio de Netzahualcóyotl